lunes, 3 de junio de 2019

Desafiar el riesgo, el valor social más apreciado

Paso de Mahoma. Revista Oxígeno
          La masificación lo invade todo. Llegamos ya a unos niveles de estupidez del grado ABO, que para los franceses es algo así como de extrema dificultad. La valía de la persona no se mide hoy por su capacidad intelectual, por su formación y comportamiento, ya no. Hemos pasado de lleno a la fase testicular, tan hispánica como grotesca. El huevo como sinónimo es el factor clave en la medición de la capacidad humana, de su valor como persona dentro del entramado social. Usted puede ser un hombre culto, tolerante, sociable, amable, humilde, generoso, pero, si carece de potencia testicular, olvídese de ser reconocido socialmente como persona admirable.
          En los últimos años esa potencia se ha hecho determinante para un número cuasi infinito de ciudadanos. Ideada y extendida por empresas turísticas, alcanzó pronto un alto número de participantes ávidos de destacar socialmente por la capacidad de sus gónadas. Este nuevo estilo de despunte social está de moda desde hace años. Y se extendió por todos los campos de las actividades de riesgo. Hoy tiene presencia habitual en el montañismo, la espeleología, el barranquismo, rafting, puenting y otras aventuras. Si usted visitaba antaño, en feliz sosiego, una montaña emblemática, olvídese de disfrutar hoy de ella de la misma manera. Lo más normal es que se encuentre como en un vagón del metro de Madrid, Berlín o Barcelona a hora punta.

GREGARISMO HUMANO
         Los aficionados de toda la vida a los deportes de riesgo hemos venido observando con justificada preocupación cómo una y otra vez nuestras queridas montañas se iban poblando de gentes que, como rebaños de ovejas, seguían fielmente a su guía y pastor. En Alpes, ya en los años setenta, llegué a ver ringleras de turistas subiendo por las heladas rampas del Mont Blanc, rebasado el Goûter, en riguroso desfile procesional, atentos a las indicaciones del primero de la fila. Pronto comenzó a extenderse la masa humana a las principales cumbres de la cordillera alpina. La himaláyica parecía resistirse a invasiones, pero, poco a poco, con el apoyo de empresas internacionales de turismo, acabó también en un caos similar.
Everest. National Geographic
          Recientemente, más de doscientas personas esperaron en la arista final del Everest a tener expedito el acceso a la cima. Algunas murieron. Subían siguiendo a expertos alpinistas a sueldo de empresas de turismo internacionales. Casi de manera simultánea se registró una escena similar en el Aneto, de cumbre aragonesa, robada ocasionalmente por un necio separatista que la incluyó en su plan de Países Catalanes, como si en esas hermosas montañas oscenses fuera el catalán idioma común. Tuvo que ser un suecano, Joan Fuster, de mente febril y estrecha, quien inventara ese territorio ficticio con la intención de borrar la realidad histórica y geográfica de las regiones que proponía incorporar.
          Pero sigamos en la montaña. La foto de decenas de turistas en el Puente de Mahoma, paso final para pisar la cumbre del Aneto, es tan patética como la del Everest, salvando las distancias en altura, magnitud y dificultad entre ambas cimas. ¡Qué horror! La cantidad de basura que se acumula en estas concentraciones deteriora el medio vital. El riesgo de accidente persiste, pero más aún cuando se ataca el objetivo de manera masiva. Está visto: para destacar socialmente hay que echarle güevos. La cultura y la educación son poca cosa comparadas con el Paso de Mahoma o la terrorífica arista del Everest. Todo es cuestión de testosterona. Cuanta más tengas, mejor valorado serás socialmente.- JT

jueves, 30 de mayo de 2019

Rebelión, sedición, los vídeos prueban la realidad

        Si había dudas sobre la rebelión en Cataluña del uno de octubre de 2017, nos las acaban de despejar. Ha sido en la sesión del juicio del Procés en el Supremo relativa al visionado de vídeos grabados ese día y anteriores. Fiscalía y Abogacía del Estado por una parte, y los letrados de las defensas por otra, mostraron sus pruebas visuales sobre el transcurso de esa triste jornada electoral de infausto recuerdo. Los acusadores, para probar la rebelión y la sedición; las defensas, para aportar testimonios visuales de lo que estiman algo así como ataque con violencia al pueblo de Cataluña.
¡Vaya, vaya!, pues miren ustedes qué metedura de pata de las defensas porque, en mi modesta opinión, lo que iba a ser testimonio en favor de la absolución, se convirtió en prueba de rebeldía de una parte del pueblo catalán contra el orden establecido y, en especial, contra unas fuerzas de seguridad que estaban cumpliendo mandatos judiciales. En esa serie de duras imágenes pudimos ver, en un vídeo de la acusación, a los señores Jordi Sánchez y Jordi Cuixart exhortando a la masa a votar en el referéndum ilegal de autodeterminación y a oponerse a quienes trataran de impedirlo. Eso sí, pacíficamente, cantando, sonriendo, levantando los brazos y moviendo las manos en señal de paz e inocencia. En la misma línea de actuación de los Jordis se expresó en escena pública la señora Forcadell, alentando a las multitudes a votar.
        Después de ese y otros vídeos nos pasaron los aportados por las defensas. Una tras otra contemplé atónito las escenas con la que los letrados pretendían demostrar que nadie se rebeló contra las fuerzas del orden, sino que fueron estas las que atacaron a los sufridos votantes. Masas humanas rodeaban a policías y guardias civiles, les gritaban de todo: “Fuera fuerzas de ocupación, asesinos, fascistas, españoles de mierda, hijos de puta...” A todo esto, esas multitudes se situaban fuera y dentro de los centros de votación para impedir con sus cuerpos y ademanes la entrada de la fuerza pública. La paciencia de aquellos servidores del orden era inmensa, parecía infinita. Tardaron bastante en dispersar a las masas rebeldes y vociferantes que les cerraban el paso de pie o tumbadas en el suelo.

PALO Y TENTETIESO
        Entre gritos y chillidos histéricos, realmente insoportables para cualquier oído humano, comenzaron a despejar como pudieron las entradas a los respectivos centros de votación. Tras largas esperas y avisos desoídos, se llegó en algunos casos al palo y tentetieso. No parecía haber otra opción. Retiraban por la fuerza a una persona del compacto tumulto, y esta, con todo descaro, volvía presta al mismo lugar.
        Las defensas han querido mostrar con sus vídeos evidencias de que no hubo rebelión. Pero al menos yo no he picado, he podido verlos por televisión y me ha quedado claro que las multitudes de ciudadanos independentistas, hostigadas por sus líderes, no solamente se rebelaron contra quienes cumplían órdenes judiciales sino que, además, de una u otra forma, les hicieron frente para impedirles cumplir la ley. Y los Mossos, ¿dónde estaban; por qué no despejaron el paso a sus compañeros de la Policía y la Guardia Civil para que pudieran entrar en los colegios electorales y cumplir la orden encomendada?
        Los encausados por el procès repiten e insisten en la actitud pacífica y democrática de la gente y de los mossos. Interpretan las leyes a su modo y manera, desobedeciendo presuntamente los mandatos de los jueces. Esa es su limpia democracia, bien distinta a la de la España a la pertenecen, refrendada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Democracia, libertad y garantías procesales definen la España actual, la que reconoce la Unión Europea, mientras los separatistas catalanes tratan por todos los medios de ensuciarla con alevosía, publicidad y actos violentos, como los citados del uno de octubre. Si tan grandes son sus deseos de pacifismo, civismo, libertad y democracia, no entiendo cómo no protestan por la actuación de unos Mossos que ayer mismo usaron sus porras a discreción para dispersar a un grupo de manifestantes opuestos a un desahucio. ¿Lo vieron en la tele? Pero, claro, es otro cantar.
        Fiscalía y Abogacía del Estado concluyen sus peticiones con distintos delitos. La primera solicita del Alto Tribunal la pena de rebelión para los acusados, mientras que la Abogacía, dependiente del Gobierno, la rebaja a sedición. Sea una u otra, lo importante es que la sentencia sirva de ejemplaridad para que en el futuro los separatistas dejen de menospreciar al país al que pertenecen y acaten la ley.- JT

sábado, 18 de mayo de 2019

Die Linke hace el ridículo atacando a España

          Este sí que es un circo. Tiene fieras, acróbatas, malabaristas y hasta payasos. Lo ha montado el partido alemán Die Linke (La Izquierda) en el Parlamento de Berlín. Presentó una propuesta de moción en el Bundestag para exigir observadores internacionales en el juicio del Procès; obligar a España a que respete el Estado de Derecho y los derechos fundamentales de los procesados; ofrecer asilo en Alemania a los catalanes separatistas perseguidos por rebelión, y pedir la intervención del gobierno de la señora Merkel en el proceso independentista de Cataluña. Ponen en tela de juicio nuestra Democracia y nuestra Justicia.
          La propuesta causa risa. Estos comunistas y socialistas agrupados en Die Linke son como leones en busca de presa: rugen ansiosos de popularidad. No tienen reparo en dañar con acrobacias y malabarismos mendaces a un Estado hermano. Convierten su pretendida seriedad democrática en payasada impropia de políticos respetuosos. Y digo esto, porque la proposición de esa izquierda alemana es un infundio en toda regla. Es subjetiva y sectaria y se ve en ella la mano de los separatistas catalanes. Me pregunto cómo un partido con representación parlamentaria llega a conclusiones tan poco solventes, falsas, sobre España.
          Comunistas de la desaparecida República Democrática Alemana y socialdemócratas resentidos forman parte de esa formación de izquierdas. Que ellos pretendan darnos lecciones de democracia, libertad y justicia es irrisorio y hasta grotesco. Ya quisieran poder disfrutar de nuestras libertades y derechos, de la limpieza de nuestra justicia. Aquí, en el país que Die Linke denigra con acusaciones despreciables, respetamos la libertad de expresión hasta en aspectos ignominiosos. Pero eso no quieren saberlo. ¿Conocen nuestra historia? ¿Saben qué ha sido y es Cataluña dentro del Estado Español? ¿Están al día en el adoctrinamiento aplicado a la sociedad catalana, para animarla al independentismo primero, y después al enfrentamiento, según ellos pacífico y armado de flores, brazos en alto, cantos y aplausos? Sus fuentes no les han contado cómo una parte de esa sociedad desobedeció leyes y mandatos del Tribunal Constitucional, con la intención de que prevalezca el deseo de volem votar, expresión repetitiva, tediosa e insoportable por su reiterado uso. Ni le han contado cómo las turbas, espoleadas por sus líderes, hicieron frente a las fuerzas de seguridad con barreras humanas, escupitajos, golpes, resistencia, amenazas e insultos como los de hijo de puta, asesino, etc.

MANIPULACIÓN DE LA REALIDAD
         ¿Verdad que si a usted, político de Die Linke, le llaman hijo de puta y asesino, y además le escupen, iría a denunciar a sus agresores ante el juez? Los separatistas procesados no son presos políticos, por mucho que quieran repetirlo. Están siendo juzgados por cometer presuntamente los delitos de rebelión o sedición, malversación de fondos públicos y desobediencia. Y si al final queda probada su culpabilidad, caerá sobre ellos todo el peso de la ley por mucho que los sociocomunistas alemanes se empeñen en impedirlo. No intenten hacernos creer que el Sol gira alrededor de la Tierra o que Adán y Eva mordieron la manzana, porque nosotros no hemos llegado a ese nivel de credulidad. Ustedes, sí. Ustedes han picado como pardillos, manipulando una realidad evidente: la del funcionamiento claro y limpio de la democracia en España. Y por ende, de su justicia.
          Solicitar mediación internacional es pura comedia de Molière. Si quieren ver y comprobar el limpio y justo desarrollo del juicio del Procès, para intervenir luego donde nadie les ha dado vela, lo tienen fácil, no es necesaria la presencia física de terceras personas en el Tribunal Supremo. Sigan el curso de las sesiones por la televisión pública española, canal 24 Horas, o por la web del citado tribunal. Están al alcance y a la vista de todos. Por el contrario, ustedes ocultan la realidad de hechos y situaciones y la identidad de sus informadores. Se les ve el plumero al ocultar las fuentes, cuando lo honrado sería citarlas en la proposición, a pie de página, con este simple texto: Información facilitada por independentistas catalanes. Así Die Linke tendría al menos credibilidad y no haría el ridículo ante millones de españoles y europeos.- JT

lunes, 29 de abril de 2019

El CIS acertó: gana el PSOE y se hunde el PP

        EL CIS acertó. No había visto yo hasta ahora un pronóstico tan preciso como el de la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas que dirige el socialista señor Tezanos. Clavó, aunque haya sido por abajo, los resultados de las elecciones generales. En la horquilla de escaños que daba a cada partido se adjudicaban como mínimo 123 diputados al PSOE y 66 al PP. Ciudadanos sobrepasaba claramente a Podemos y entraba Vox por primera vez en el Congreso de los Diputados Y así fue. Ni uno más ni uno menos. Ahora queda claro que Tezanos no intentaba favorecer al PSOE con unos resultados que parecían estimular el voto de la derecha ante el temor a perder las elecciones. La encuesta fue tan verdadera y vistosa como cola desplegada de pavo real. No hubo engaño ni intencionalidad de favorecer a su señor.

Sánchez aplaude su victoria (El Confidencial)
    Generalmente, cuando se aproxima la jornada de votaciones, los partidos prefieren obtener en los sondeos mayorías dudosas con las que activar la participación de los votantes. Si uno ve garantizada la victoria de su partido, pues no vota, cree que hay margen suficiente para ganar. Por eso opinaba yo, en una entrada anterior, que aquel sondeo del CIS favorecía la participación del centro y la derecha al darle al PSOE la cifra rotunda de 123 escaños y anunciar el hundimiento del PP. Ahora toca esperar a ver qué dirección toman los ganadores en sus pactos a derecha e izquierda. No es nada fácil gobernar un país de tantos contrastes como España. Por un lado, liberales y conservadores aprietan fuerte y no parecen dispuestos a renunciar a sus proyectos. Por otro, la mermada izquierda apura y exige participación en el gobierno, mientras catalanes y vascos independentistas se hinchan como globos tras los respectivos avances en escaños.
        Los conservadores se hundieron en el Congreso y en el Senado, en el País Vasco y en Cataluña. Y en mi opinión, varias razones propiciaron la derrota. Una ha sido el exceso de atención hacia Vox como temido depredador de votos populares. Otra, el giro del PP hacia una derecha recalcitrante, encarnada por el señor Aznar. Casado tiene también en parte responsabilidad directa en su fracaso. No se debe machacar una y otra vez al adversario con argumentos repetitivos e incluso insultos; no se debe afirmar y presumir de que uno se siente presidente de España, cuando no se tienen todas las bazas; no se debe repetir de forma abusiva la intención de aplicar el artículo 155 en Cataluña, cuando la partida aún no ha terminado. Todas estas y otras actuaciones hacen más dura la caída.
        En fin, los ciudadanos españoles no están para escuchar amenazas, presenciar sobresaltos y oír insultos. Tal vez el PP pueda recuperar su grandeza como partido cuando regrese a los lugares de los que nunca debió salir: el centro, la seriedad y las buenas formas en su hacer y decir. Y sobre todo, deberá recuperar el liderazgo del liberalismo sin perder de vista costumbres, tradiciones y hechos históricos. Si Vox quitó al PP votos por la derecha, como así parece ser, Ciudadanos lo hizo por el centro entre aquellos electores desencantados con el comportamiento del PP, en el que la corrupción y luchas intestinas jugaron roles indiscutibles.- JT

“PRODIGIOS”, DE TVE, O PEDIR PERAS AL OLMO

        El programa Prodigios emitido por TVE han tenido dosis de injusticia. Se dio la circunstancia de que la totalidad de niños y niñas participantes estaban a un nivel artístico muy difícil de valorar. La eliminaciones fueron tremendas para los protagonistas, y también para el espectador. Cada uno en su especialidad, danza clásica, canción lírica e interpretación instrumental, mostraron su alta valía e incluso virtuosismo ante un jurado de lujo compuesto por Ainhoa Arteta, Nacho Duarte y Andrés Salado.
Parejo, Infante y el ganador Ramos (RTVE.es)
        Llegados a la final, había que elegir a un solo ganador. No sé quién ideó el programa, pero exigirle al jurado decidir entre un bailarín, un cantante y un músico, todos niños y niñas prodigios, era poco menos que colocarlo en un potro de tortura. Le dieron el premio a Saïd Ramos, un adolescente que danza con la habilidad, el frescor y la dulzura de una mariposa, premio muy bien merecido. Pero los otros dos finalistas, uno virtuoso del violín, el otro intérprete de canción lírica, de voz angelical y de buena afinación y timbre para su edad (nueve años), se quedaron a la puerta de la elección. El ganador recibió veinte mil euros y un curso de perfeccionamiento intensivo en la Universidad Alfonso X El Sabio.
        En mi opinión, hubiese sido más justo premiar en cada especialidad, porque elegir ganador entre tres modalidades de arte tan diferentes es poco menos que pedir peras al olmo y mezclar churras con merinas. Claro que, para no meter en tal aprieto al jurado, los organizadores dejaron la decisión final en manos del público. O sea, que no pudimos conocer las razones de la elección ni el número de votos, ya que la votación fue anónima. Nos quedamos sin saber por qué consideraron al bailarín mejor artista que al Sängerknabe Raúl Parejo o que al virtuoso violinista Jaime Infante. Cosas de la tele.- JT

miércoles, 24 de abril de 2019

Tensos y acalorados debates electorales en televisión

        Mal vamos. España no se merece candidatos del nivel de los púgiles políticos que el pasado martes compitieron por ganar el Gobierno. Los he visto agresivos, insultantes, groseros a veces, mentirosos otras, y todo el tiempo cargados de una tensión expresiva que los españoles no nos merecemos. Tras el agitado debate de la noche anterior en TVE, esperaba yo que en el segundo round verbal de Antena 3 hubiese más seriedad, menos groserías, algo de tranquilidad y sobre todo clase en estas personas que tienen ante sí el importante cometido de dirigir España. Pero fallé en mi presentimiento, porque, los cuatro participantes volvieron a enzarzarse en acusaciones mutuas, mostrando un tono agrio y una actitud distante (1).
Los cuatro candidatos, en Antena 3. (Diario AS)
      Si tengo que hacer una valoración por candidato, debo admitir que tanto el señor Rivera como el señor Casado fueron los más contundentes y claros en sus intervenciones. Rivera recurrió a tretas estudiantiles al poner sobre el atril de Sánchez su tesis doctoral y desplegar un rollo de papel con los casos de corrupción del PSOE. El día anterior había hecho algo similar, mostró una foto enmarcada del presidente y Torra en La Moncloa. Este joven político, locuaz e inquieto, entusiasma a muchos votantes cansados de los bandazos ideológicos del PP y de la deriva hacia no se sabe dónde del PSOE sanchista. Por su parte, el señor Casado, discreto en el round de TVE, hizo uso en Antena 3 de su lado más demoledor, destapando las incongruencias y falsedades del aún presidente. Con la indirecta de la muñeca rusa tuvo un rasgo de originalidad al atribuírsela a Sánchez y descubrir lo que había dentro de ella: independentistas, podemitas, Bildu, Otegi, etc.
        La sorpresa nos la dio el señor Iglesias al volver a la inveterada expresión de cabreo que le caracteriza, frunciendo el ceño al hablar. Y, ¡oh sorpresa!, una y otra vez exhibió un ejemplar de la Constitución que él desea transmutar, para recordarnos los artículos que contiene sobre derechos de los españoles a vivienda digna, trabajo, educación, etc. Exhibió, digo, la Carta Magna en cuyo texto se consagra a España como un Estado social y democrático de Derecho y al Rey como Jefe del Estado y símbolo de unidad y permanencia. En el segundo debate el señor Iglesias fue aún más sorprendente al erigirse en árbitro de la trapatiesta de sus compañeros de plató, a los que llamó al orden y les pidió calma, pues los señores Casado, Sánchez y Rivera discutían duramente.

SOLO PALABRAS
        El señor Sánchez mantuvo distancias y se mostró impreciso en todas las intervenciones. Dio la sensación de no tener respuesta a las preguntas de los competidores. Parecía ignorar los temas que le planteaban. Para defenderse de las acusaciones de los otros tres candidatos, exhibió documentos que de poco le sirvieron (uno de ellos al parecer falso) porque los tres adversarios fueron por él, especialmente PP y Ciudadanos. No logró, pues, aclarar qué hará si gana las elecciones.
        Por lo demás, palabras, palabras y palabras. Muchas palabras. En torrentera. ¡Qué lejos están los cuatro de políticos como Brandt, Adenauer, Boyer, Landelino Lavilla, Calvo Sotelo, el mismo Suárez, Felipe González, Corcuera, etc. Había en ellos estilo, clase, aplomo, criterio, seriedad... justo lo que necesitan los jóvenes de hoy para ser creíbles. Mas vamos a esperar a que el tiempo y los contratiempos les den la madurez que les falta. Mientras tanto, Vox, el temido e injuriado partido de Abascal, se baña en multitudes cuando aparece en público. Yo soy un indeciso más; confieso mi duda entre dos partidos. Pero, como dice mi contertulio de bar, don Gerva, rememorando a Eisenhower, la política es demasiado seria para dejarla en manos de los políticos. Entonces, ¿a quién voto? JT
                                                  ________________________
               
(1) Si hay algo que me revienta es el teatro que unos y otros le echan a sus actuaciones. Tras la enconada lid del plató, ya fuera de focos, las cámaras nos mostraron a los contertulios felices y sonrientes, abrazando y besando a los hombres y mujeres de sus respectivas cohortes. Las imágenes de ese final trasmitían un tono artificioso a las intervenciones que minutos antes vimos en el plató. Es bueno reír después de la tensión vivida, pero recuerden que el que ríe el último ríe mejor.

martes, 9 de abril de 2019

La encuesta que anima el voto de centro y derecha

        Un aplauso al señor Tezanos por la eficacia de sus sondeos electorales. El que acaba de publicar el CIS, centro que dirige este exmiembro de la Ejecutiva del PSOE, es el mejor reclamo a la participación del electorado del centro derecha y aún, si me apuran, a todos aquellos votantes de izquierda descontentos con Pedro Sánchez y sus desafíos a la sensatez política. El sondeo da a los socialistas el doble de escaños que al PP, con la posibilidad de que gobierne sin recurrir a los independentistas. Nos lo anuncian como el resultado de una macroencuesta en la que Ciudadanos sube, baja Unidas Podemos y entra Vox en el Parlamento español.

El CIS mueve el voto de derecha y centro
Las reacciones de unos y otros no se han hecho esperar. Frente a los que ven con escepticismo el resultado, los más ingenuos se lo creen a pie juntillas y se lo atribuyen al, en su opinión, erróneo proceder de los adversarios. Mucha vaca, mucho campo, mucha aldea y mucha fiesta, cuando deberían de moderar sus discursos y seleccionar con criterio de oportunidad sus apariciones en ciudades, pueblos y aldeas. Digo esto, porque más que nunca la campaña parece fiesta y torneo entre oponentes en extremo desiguales. Los ciudadanos aún no nos hemos acostumbrado a soportar tanta descalificación y tanto jolgorio, tantas risas y sonrisas, como si la situación de España estuviera para irradiar felicidad.
        Mi humilde sondeo personal da resultados muy distintos a los del CIS. Me muevo en muchos y muy diversos ambientes. Y de lo que escucho a diario, extraigo una conclusión sin pretensiones de acertar: los socialistas se van a dar una sonora torta, mientras que centro derecha y liberales mantendrán resultados anteriores, más favorables a Ciudadanos que al PP. Y Vox, la nueva fuerza a la que muchos miran ya como el adalid del cambio, otros como partido de extrema derecha, irrumpirá en la política española con un abultado número de escaños. A todo esto contribuye la encuesta del señor Tezanos, pues estimula a los votantes de dudosa participación a que, ante la anunciada victoria del socialismo sanchista vayan -esta vez sí- a depositar el voto en las urnas. Flaco favor hace el CIS con este sondeo a los compañeros de viaje del exdirigente del PSOE.- JT

martes, 2 de abril de 2019

Ainhoa Arteta: si lo sé no vengo, o algo parecido

Raúl Parejo emocionó a Ainhoa Arteta
        Confieso que yo también me emocioné el pasado sábado al escuchar la voz enternecedora y seráfica de aquel angelito de Prodigios. En esta segunda entrega, el nivel de los niños y niñas participantes se mantuvo a la altura del primer programa emitido por la uno de TVE. Grandiosas voces, grandiosas ejecuciones de baile clásico, grandiosas interpretaciones con instrumentos tan dispares como el piano, la trompeta y el violín. Si usted aún no ha visto este espacio, no se pierda las próximas emisiones. Quedará cautivado por la calidad artística que tan cándidos y menudos personajes derrochan en el escenario.
        La soprano guipuzcoana Ainhoa Arteta, una de las más grandes joyas del mundo en canción clásica, dio muestras de extraordinaria sensibilidad durante la actuación del jovencito Raúl Parejo, de voz fina, angelical, propia de los mejores Sängerknaben vieneses (niños cantores), capaces de elevarnos a la gloria con el sonido de sus voces. Ainhoa no pudo contener el llanto al escuchar aquel sonido puro e inocente, perfectamente modulado, de clara dicción y rica expresividad, y de respiración e intensidad bien controladas. Fue el canto de un niño al que se le augura un futuro prometedor. Su voz cambiará con los años y, si no se malogra, será un tenor excelente.
        Al llegar el turno de selección de semifinalistas, Ainhoa se vio en un gran aprieto. Tanto es así que una y otra vez tuvo que expresar a voces sus dudas sobre si seguir o romper el contrato porque, eliminar a esos pequeños pero grandes artistas, era tarea muy dolorosa, pues todos estaban al mismo nivel. A un nivel muy alto para su edad en las modalidades de canto, danza e interpretación instrumental establecidas en el concurso. Sospecho que la soprano debió de pensar “si lo sé no vengo”, cuando se vio comprometida a elegir al mejor de los concursantes primus inter pares, es decir, todos primeros entre iguales en calidad artística. Dura tarea, pues, la que le tocó a ella y a sus dos compañeros de jurado, el excelente bailarín de danza clásica Nacho Duato y el no menos valorado director de orquesta Andrés Salado. En fin, la eliminatoria continúa, y si los nuevos participantes mantienen el nivel de los que actuaron en los dos primeros programas, los miembros del jurado tendrán que seguir eliminando, por cruel que sea la decisión, a unos niños y niñas prodigios, todos ellos, en sus distintas modalidades artísticas.- JT

lunes, 25 de marzo de 2019

El muy locuaz Casado. “Prodigios”, pura marca España

        Si el Ebro fuese tan generoso en caudal, como el señor Pablo Casado en respuestas, una parte de la España seca recuperaría fertilidad sin temor a verse amenazada de muerte. Lo digo porque el domingo seguí con interés, pero al tiempo desconcertado, la intervención del joven y prometedor líder político ante unos ciudadanos de procedencia dispar. Invitados a El Objetivo por su moderadora Ana Pastor, formularon al presidente del PP preguntas de todo tipo: pensiones, trabajo, salarios, independentismo, etc. Daban la impresión de estar buscando el compromiso del PP de mejorar la situación social y económica si los populares retornasen al Gobierno.
Pablo Casado (La Sexta)
        Las respuestas del presidente popular eran como los cursos de agua que primero lanzan poco caudal, lo incrementan a medida que avanzan, y acaban desbordándose. Su locuacidad supera con creces a la de los demás candidatos a elecciones generales, Iglesias incluido. Un castizo diría que habla por los codos. Yo no llego a afirmar tanto, pero observo que le faltan tablas para convencer del éxito de sus proyectos y, por otra parte, le sobran esas palabras que, como agua de escorrentía, repito, desbordan los límites de entendimiento del común de los mortales. Para decir que bajará los impuestos, si llega a gobernar en España, o que las pensiones subirán si la economía lo permite, no es necesario recurrir a la hemeroteca porque, con tanto rollo, señor Casado, y tanta sonrisa, uno no sabe qué es lo que ha dicho o ha querido decir. Un gallego le pediría: Fale menos e a modiño, que non entendo nada do que di. Pues tomen nota sus asesores.

Los prodigios de la mejor marca España en TVE
        He seguido con creciente interés el nuevo programa de TVE titulado Prodigios. La muestra más clara y evidente de que en España hay personas cuasi sobrenaturales la representan esos niños y niñas capaces de cantar, e incluso superar a cantantes de ópera y sobre todo de opereta. Tocando, bailando danza clásica o cantando, estos prodigiosos protagonistas infantiles son el mejor regalo de nuestro país al mundo, la auténtica marca de españoles con capacidad para sobrecoger y entusiasmar al espectador.
        Huelga hacer comparaciones de este espacio de talentos con otros como Got Talent, de Telecinco, donde mezclan calidad con lo más friki que hay en el mercado. Hasta el mismo jurado tiene un perfil bajo, sin nivel para juzgar con conocimiento y criterio las actuaciones de grupos y solistas. Es esperpéntico -y a veces grosero- el show, simple e infantil, que monta Paz Padilla para llamar la atención del público hacia su persona, cuando debiera dejar que toda esa atención se centrara en los verdaderos protagonistas: los solistas y grupos que compiten para llegar a la final. Por el contrario, Prodigios tiene un jurado de excepción. La soprano Ainhoa Arteta, el bailarín de fama mundial, Nacho Duato y el joven director de orquesta Andrés Salado, reconocido internacionalmente.
        Y si la Padilla recurre en Got Talent a simplezas sin gracia ni arte, Boris Izaguirre, presentador de Prodigios, nos cuenta en sus intervenciones acontecimientos de su vida de escaso interés para el público, como cuando dijo que fue en Santiago de Compostela donde conoció a su marido Rubén. ¡A quién le interesa la vida privada de este personaje, salido de aquella bufonada que fue Crónicas Marcianas? JT
Prodigios de España. Seis concursantes y el presentador (RTVE.es)
        

viernes, 8 de marzo de 2019

Testigos del "procés" corroboran una realidad indiscutible

¿Sigue usted el juicio del procés? Si no lo hace, le aconsejo que cuando tenga tiempo eche una ojeada a las sesiones que se emiten por televisión. Los acontecimientos no tienen desperdicio, se van esclareciendo hechos consumados gracias a las declaraciones de los testigos y a las actuaciones de fiscales y letrados defensores. Es interesante ver cómo la parte acusada intenta distorsionar la realidad de unos sucesos innegables; o cómo, una tras otras, las pruebas testificales corroboran lo que hemos visto en televisión y leído en los periódicos. Hubo agresividad, desafíos, insultos, daños personales y materiales, acosos, alteración multitudinaria del orden público y obstrucción a la justicia por parte de quienes pretendían  implantar la independencia en Cataluña: unos, pasándose las leyes por el forro, y otros asumiendo, en ocasiones con violencia, la responsabilidad colectiva de una sociedad dividida y adoctrinada en el odio a España.

No hay vuelta de hoja. Lo ocurrido solo tiene una interpretación, una realidad que estaba semiescondida tras el velo de la mentira y la hipocresía de la política secesionista. Y de esa realidad están dejando constancia quienes la han vivido en primera persona, todos ellos representantes del Estado como los señores Nieto, Millo, Pérez de los Cobos, Trapote, etc. Los políticos acusados insisten en  que convocar un referéndum no es delito, y yo insisto en que claro que no si se hace dentro de la ley; aseguran, además,  que todo fue simbólico, sin consecuencias jurídicas, el pueblo lo reclamaba... En definitiva, que no cometieron ilegalidades, fue humo sin llama, canto a la democracia popular, o algo así como una ilusión óptica transmisora de hechos inexistentes.

Estos grotescos personajes me recuerdan a Antístenes, fundador de la escuela cínica (nada que ver con el significado actual de cínico) quien, en busca de bienestar, se alejó de Atenas para crear sus propias leyes y vivir en plena libertad, obviando las riquezas y ventajas de la sociedad ateniense. La diferencia entre el filósofo griego y los secesionistas catalanes es que aquel se privaba de todo tipo de necesidades a cambio de ser libre y feliz, mientras que estos buscan, al amparo de una democracia limpia y ejemplar como la española, todo lo contrario: promulgar sus leyes para consolidar el estatus económico y social en el que viven, sin importarles la desintegración del Estado que les ayuda y protege. Mas por mucho que los procesados rían, sonrían o gesticulen, la decisión final de los jueces se presiente implacable. Sospecho que van a caer penas de prisión tan duras como los supuestos delitos que han cometido contra España y, por ende, contra sus conciudadanos españoles.- JT 

lunes, 4 de marzo de 2019

El delirio del clima: pago por ventosidades de la vacas

¡Toma metano! (Johnny Ingle)
      ¿Lo han leído ustedes? Bruselas pretende gravar a los agricultores y ganaderos por las ventosidades de sus vacas. Con este anunciado proyecto creo yo que entramos ya en una fase de delirio comunitario en materia de contaminación. Los expertos han determinado que el metano lanzado a la atmósfera por estos rumiantes supone en Europa el diez por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Y su opinión, por lo que se ve, es sentencia incuestionable para los políticos europeos. De manera ya acelerada van implantando medidas vía impuestos en todo lo que contribuye a variar el clima.    Ahora le toca al vacuno, porque las energías más contaminantes (carbón, petróleo, gases, nuclear e hidroeléctrica) están siendo duramente castigadas en los bolsillos de los contribuyentes. 
      A mí me da que si seguimos así también será penalizado el hombre por la contaminación que producen sus ventosidades. Hace años se celebraban concursos de flato. Y tal era la maestría, el dominio de vientres y esfínteres de algunos de sus participantes, que con el aire que expelían lograban hacer sonar himnos y canciones. Otros, más osados, dejaban que alguien les pusiese un mechero encendido junto a las asentaderas para convertir la ventosidad en una llama similar a la de los escupefuegos de los circos.

      Dudo mucho que poner un nuevo impuesto a los ganaderos por el efecto contaminante de sus vacas dé buenos resultados. La medida parece estar en la línea de seguir masacrando a impuestos al contribuyente con soluciones de muy dudosa eficacia. Y lo más chocante es que, quienes pretenden imponerla, no son ejemplos de pureza ambiental. Habría que medir el grado de impurezas que lanzan al aire los eurodiputados y sus colaboradores con sus voluminosos coches oficiales, los cigarros y puros que fuman, el plástico de sus artículos de uso habitual  y los fármacos y cosméticos, también contaminantes, con los que se curan y acicalan a diario. Y, además,  como personas humanas que son, habría que medir también la cantidad de metano que despiden por el trasero todos los días, aunque sea en cantidad inferior al expelido por las vacas. 
      Que este gas es contaminante y peligroso, concentrado en gran cantidad, lo dijeron ya los científicos en los años sesenta al advertir que la acumulación de metano producido por las ventosidades de los astronautas en una cápsula espacial podría producir una explosión. No se lo tomen de coña. El peligro existe, aunque, por fortuna, los hombres y mujeres que se lanzan al espacio no son precisamente flojos de viente. 
      En Internet he encontrado un poema dedicado a la ventosidad. A ver si conmueve a quienes quieren darle una patada más al ganadero en el culo de sus vacas; a ver si, al menos, se dan cuenta de las excelencias de un gas que ellos consideran capaz de cambiar el clima de la tierra. El poema no es de Cela y dice así:
      En este mundo un pedo es vida / porque hasta el Papa bien se lo tira / hay pedos cultos e ignorantes / los hay adultos, también infantes, / hay pedos gordos, hay pedos flacos, / según el diámetro de los tacos, / hay pedos tristes, los hay risueños, / según el gusto que tiene el dueño.- JT

P.D.- Siento herir sensibilidades con este comentario. No es mi estilo, pero el proyecto europeo del impuesto a las vacas por el metano que emiten a la atmósfera no debe pasar inadvertido por injusto y  esperpéntico.