miércoles, 31 de diciembre de 2014

¡Feliz 2015 a mis seguidores y visitantes!

De nuevo ha pasado un año. Y diría yo que el tiempo no corre, sino vuela, como el hermoso y veloz halcón peregrino, que llega a surcar el aire a 360 km/h. Cuando rebasamos el ecuador de la vida el tiempo corre de año en año. Ya no de día en día, sino de año en año. Corre veloz el tiempo en el inmenso espacio universal; aumenta su ritmo de manera vertiginosa. Las semanas son días y los meses años. Años que nos van barriendo apresuradamente hacia el final de nuestras vidas. Por eso es bueno aprovechar cada minuto, cada hora, cada día, para vivir el presente con intensidad. Vivirlo sin temores y sin complejos, derrochando, como en el montañismo y en la espeleología, comprensión, afecto y solidaridad con los demás.
En el vídeo adjunto encontré al HOMBRE con mayúsculas. Es ese hombre o mujer que no repara en exponer su vida para salvar la del prójimo, aunque sea la de un perro, la de un delfín, o la de la cría de un pato. Merece la pena echarle una ojeada. Ejemplos de solidaridad como los que transmiten esas imágenes engrandecen a la persona humana.
¡Salud!, pues, a todos mis seguidores y visitantes, con el deseo de que el nuevo año erradique de nuestra convulsa sociedad las diferencias y rencores que la atenazan. Brindemos finalmente con un buen cava, en lenguajes tan dispares como los de la misma Europa, por un 2015 que traiga paz y sensatez a nuestra desavenida España: boa saúde!, á vossa!, osasuna!, salut!, santé!, prosit!, cheers!, skål!, salute! –JT

viernes, 21 de noviembre de 2014

La Arcoia, tesoro calcáreo del karst de Galicia

           De mi viejo archivo he podido recuperar estas fotos de una cueva gallega singular. Es la de la Arcoia, situada en un monte de la sierra lucense de Courel. Hasta hace unos años la Cova do Rei Cintolo (Mondoñedo. Lugo) acaparaba el interés de espeleólogos y científicos de entre todas las cavidades de Galicia. Hoy, esta cueva, tras sufrir un absurdo intento de urbanización, frenado por la Justicia, permanece en parte abierta al público, pero ha de ser visitada en compañía de espeleólogos expertos y autorizados por el Ayuntamiento. Es laberíntica, alberga ya pocas formaciones lítogénicas (muchas han sido destruidas por visitantes desalmados) y se estructura en varias galerías superpuestas de tránsito incómodo.  No llega en su parte más profunda a los 70 metros. Tiene un recorrido total aproximado de unos seis mil metros, de los que 4.546 fueron objeto de levantamiento topográfico en 1978.
El desvío de la atención de los espeleólogos del karst mindoniense a la zona calcárea del Courel comenzó en los años setenta del pasado siglo, con una intensa labor de exploración de sus cavidades. Posteriormente la actividad se incrementó de manera notable. Aumentó tanto, que hoy hay allí más de cien cuevas exploradas, pequeñas y sin pretensiones de convertirse en atractivo turístico como las de Valporquero, El Soplao o Nerja, por citar algunos ejemplos. Es ciertamente una cantidad irrisoria si la comparamos con las cinco mil cavidades del karts de Cantabria, pero hay que tener en cuenta las pequeñas dimensiones del terreno calizo de Galicia frente al santanderino.
En 1981 la Cueva de la Arcoia fue reconocida por espeleólogos de los clubs Ártabros, de La Coruña, y Manzaneda, de Ourense, en una corta incursión que se vio pronto frenada por un gran derrumbamiento. En 1983 Ártabros levantó un plano del primer tramo de la entrada, pero pronto pasó el relevo al Grupo Espeleológico Arcoia, con sede en la localidad ourensana de Quiroga. Son estos espeleólogos quirogueses quienes más han explorado la cavidad -rica en todo tipo de espeleotemas- tras lograr avances significativos con la desobstrucción de derrumbamientos y pasos cegados por derrubios.
 En sus galerías se hallaron dos cráneos humanos cuya antigüedad no ha sido datada por los arqueólogos y restos fósiles del oso cavernario y del oso pardo. En los últimos años, el director del Laboratorio Xeolóxico Isidro Parga Pondal, el geólogo coruñés Vidal Romaní y su equipo de colaboradores, están realizando un interesante estudio en la Arcoia para determinar el tipo de clima de la sierra de Courel en tiempos remotos. La clave de sus investigaciones podría estar en los isótopos radiactivos que contienen algunas estalactitas, sobre todo las de mayor tamaño, que son a la vez las de mayor antigüedad.
En 1992, durante una de mis actividades espeleológicas, alternadas con las de montaña, visité la cavidad courelá en compañía de espeleólogos gallegos de los clubs GIPE y Arcoia. Fue una incursión de varias horas planificada con la finalidad de levantar un nuevo plano topográfico de sus galerías y tomar fotos de las hermosas concreciones calizas que encierra su anfractuoso interior. Recuerdo que entre otros exploradores estaban en el equipo el expresidente de la Federación Galega de Espeleoloxía, Manuel Díaz Prieto; el médico y analista Alfredo Perisy los también espeleólogos José María Cano y Alberto Arbonesasí como miembros del grupo Arcoia. De las fotos que conservo de aquella exploración, tomadas con una cámara de película en color de 35 mm, dejo aquí algunas muestras digitalizadas de media calidad ya que el film se ha ido deteriorando con el paso del tiempo y la manipulación descuidada de los laboratorios fotográficos. Las imágenes testimonian la riqueza artística de la Arcoia; dan fe de su valioso tesoro natural, pequeño en extensión pero rico en espeleotemas. Es la joya de la corona de las cuevas de Galicia.- JT


En plena ladera de este monte abre su boca la Cova da Arcoia, una joya del karts  gallego. Desde Seoane de Courel, provincia de Lugo, se llega hasta ella subiendo por la carretera  asfaltada de Visuña y Ferramulín. Tras rebasar el castillo en ruinas de Carbedo y el puerto, en el descenso a Visuña hay que desviarse a la derecha a unos dos kilómetros en dirección a Céramo,la aldea más próxima a la cavidad. Una vez en ella, por senda de montaña de tránsito fácil se sube hasta la cueva en una media hora sin grandes esfuerzos.

Dos pequeñas columnas al final de un galería  de la
Arcoia. Estas concreciones calcáreas se forman por
la unión de una o más estalactitas y una estalagmita.
Junto a ellas están los espeleólogos Díaz Prieto
 (oculto tras las columnas), Arbones, Peris y Cano.

Estalactitas y coladas de gran belleza en las
 proximidades de la entrada.

En cualquier rincón de la cavidad, sólo apta para espeleólogos, está presente la huella de miles de años de trabajo. La estalactita se forma en los techos por precipitación y posterior depósito del carbonato de calcio que se ha incorporado al agua al pasar por terrenos calizos. La estalagmita crece hacia arriba en los suelos por acumulación del carbonato cálcico que cae del techo. La diversidad de colores de la roca obedece a las impurezas de materias insolubles, generalmente óxido de hierro y arcillas, mezclados con el carbonato cálcico, que es blanco. En la foto, José María Cano observa la hermosa estalagmita que tiene a su izquierda.

Esta formación parece la cabeza de un dinosaurio a punto de atacar a los dos espeleólogos. Es uno de los bloques calcáreos más llamativos de la cavidad.

¿Cuántos años puede tener esta estalagmita? ¿Miles, millones…?  Seguro que muchos. Se calcula que una estalactita, ese carámbano lítico que cuelga del techo de una cueva, puede avanzar en su desarrollo, según las condiciones ambientales, un centímetro cada cien años. ¿Hay mayor tesoro natural?

Los espeleólogos Cano y Díaz Prieto anotan en la hoja topográfica los datos de la entrada a una gatera. Para esta labor se utiliza cinta métrica (hoy sustituida por medidores de rayo láser), clinómetro (mide el grado de inclinación de la galería) y brújula.
 
En paredes y techos de la Arcoia abundan todo tipo de espeleotemas. Hay que avanzar con cuidado por sus estrechas diaclasas para no dañarlos.

martes, 4 de noviembre de 2014

La España pringada de corrupción en la política

Saben aquel que dice…

El ministro alemán de vivienda y su homónimo de Brasil están tomando café en la terraza de un bar en Berlín. Hablan de las ventajas del cargo público, de los beneficios que puede proporcionar, y en esto va el alemán y le dice a su colega brasileño:

-- Sí, tenemos ventajas, somos seres privilegiados. Mira, mira ahí enfrente. ¿Ves ese gran edificio?

--¡Impresionante! –exclama su interlocutor-. Debe de haber costado una pasta… Por lo menos doscientos millones de euros.

--¿Te gusta? Pues hablando de ventajas puedo decirte que el tres por ciento de ese dinero está aquí –responde el alemán palpándose  el bolsillo derecho de la chaqueta.

Meses después es el alemán quien visita en Río de Janeiro a su homónimo. Vuelven a conversar en la terraza de una cafetería sobre los chollos del cargo público, las ventajas y sinecuras del político, a lo que el brasileño añade:

--¡Vaya si tenemos ventajas! Mira ese gran edificio del otro lado de la bahía. ¿Lo ves? 

--¿Cuál? –responde curioso el alemán.

--¿Ese enorme rascacielos?

--¿Rascacielos…? No veo nada –asegura intrigado el alemán.

--¡Cómo lo vas a ver! –exclama sonriendo el brasileño. Y añade, palpándose el bolsillo izquierdo de su chaqueta-: El cien por ciento de su coste está aquí.

Es un chiste, mas la realidad supera a veces al humor. España es el octavo país con el mayor número de partidos políticos corruptos. Lo dice Transparencia Internacional, un organismo con sede en Berlín dedicado a detectar el nivel de corrupción en 180 estados. Dinamarca es el menos corrupto y Somalia el más corrupto.

El toma y daca de la corrupción (De CB24)
Pero no nos asombremos. Siempre hubo corrupción y la seguirá habiendo. El escritor italiano Carlo Dossi decía que está presente en todos los hombres y que “solo es cuestión de cantidades”. Y digo yo que en unos más, en otros menos, la tendencia a obrar con ilicitud, sobre todo en cuestiones de dinero, la llevamos dentro. La honradez y la solidaridad humanas no son asignaturas de nuestro sistema educativo, cuando debían ser de obligado conocimiento. Si no existieran leyes, aquí nadie pagaría impuestos. Y bien necesarios que son en la desarrollada sociedad occidental  si quiere mantener sus niveles de bienestar.

Bakunin, filósofo anarquista, afirmaba que si ejercer el poder corrompe, someterse a él degrada. De su sentencia se puede deducir que la resignación al poder degradaría a la persona. O sea, que todo poder está corrompido por naturaleza. Bueno, creo que no es así. Hay que tener en cuenta que este impulsor del anarcocolectivismo vivió en un siglo, el XIX, lleno de desigualdades y de luchas sociales por la conquista de las libertades y derechos de la persona. Hoy el poder no corrompe per se. Lo corrompen quienes no son capaces de hacer compatible la política y la moral, y quienes actúan con una doble moral.

Estos días España parece estar llena de corruptos. Derecha, centro e izquierda, sean del Estado central o del periférico, todos tienen en sus filas individuos desafectos a la moral y a la solidaridad. Prevaricación, malversación de dinero público, tráfico de influencias, enriquecimiento personal con dinero de todos, mentira, ocultación, falsificación documental… muchos son los delitos e ilicitudes que emergen a la luz pública en los últimos años. Aún así, tomar la parte por el todo me parece un error. Porque donde se forman esas tribus de sujetos carentes de dignidad y vergüenza hay muchos más políticos serios y honrados, que están enzarzados en la dura tarea de mantener el bienestar colectivo.
Algunos se llevan dinero a sacos

En este panorama, pringado por unas minorías, no debe sorprender el avance de Podemos. Si los ciudadanos ya estaban indignados por ser víctimas de una crisis de la que no son culpables, su malestar crece a medida que afloran nuevos casos de corrupción en la casta política. No resulta pues extraño que las encuestas den mayoría al joven Iglesias. Los participantes ven reflejada en sus palabras la indignación por el empobrecimiento social, mientras minorías elitistas incrementan sin pudor sus caudalosas fortunas. Más que apostar por el marxismo de Iglesias, quienes dan su respuesta al encuestador, que no son tontos y saben que la mayor parte de la promesas de Podemos son irrealizables, lo que hacen es mostrar su soberano cabreo por el comportamiento de los grandes partidos.

La corrupción la ha habido siempre, como dije en párrafo anterior, y seguirá habiéndola. Forma parte de la naturaleza humana, en mayor o menor medida, en mayor o menor control. Ya en la antigua Roma la denunció Catón el Viejo con una sentencia que se puede aplicar a la sociedad actual. Decía este sabio romano de intachable moral que estamos poseídos del lujo y de la avaricia; en público hay pobreza, pero en privado opulencia. ¡Y qué razón tenía! En la España de hoy, la avaricia y el lujo conducen a banqueros y políticos amorales a vivir en la opulencia a costa de los demás.- JT  

jueves, 31 de julio de 2014

Cayó Pujol, un político honorable al tres por ciento

Pujol deberá actualizar su libro de memorias con el epílogo de su triste final político.(Foto Euronews)
Que el hombre no tiene peor enemigo que él mismo parece estar bastante claro. Lo dijo hace muchos siglos Cicerón, y hoy se comprueba la certeza de esa sentencia en el ámbito de los regímenes democráticos donde la pureza de los comportamientos de sus gobernantes debiera de ser intachable. Pero no es así. A diario vemos cómo personas de reconocida solvencia política caen en el pozo del deshonor. Tal es el caso del expresidente Jordi Pujol i Soley, fundador de CdC y Molt Honorable mandatario autonómico. Hasta hace unos días era ejemplo de seriedad y eficacia en la gestión pública y paladín de la cultura y el bienestar social y económico de Cataluña. Hoy, tras confesar que defraudó a la hacienda pública durante más de treinta años, aparece en escena el otro Pujol, el Pujol enemigo de sí mismo que nos muestra la cara amarga de una doble personalidad.
            Conocí al President en Santiago de Compostela, en la primavera de 1992, cuando compitió con Manuel Fraga por la presidencia de la Asamblea de Regiones de Europa (ARE). Pujol gozaba ya entonces de un gran prestigio como político y como gobernante.  Y creo que fue la buena imagen que tenía en Europa lo que le proporcionó la victoria frente a un potente adversario. Pero también, y todo hay que decirlo, ayudaron decididamente las conspiraciones de democristianos y liberales capitaneados por el alemán Erwin Teufel contra Fraga, y la renuncia en el último momento del PSOE a respaldar la candidatura del político gallego, que había obtenido la promesa de apoyo socialista de Manuel Chaves, lo que le hubiera dado una victoria segura.
            Recuerdo que en el lujoso Hostal de los Reyes Católicos de Santiago la suite de Teufel (apellido alemán que significa diablo) se convirtió en el centro de la conspiración. Allí, y en otros lugares del hotel y de la ciudad, confabulaban unos y otros para respaldar a Pujol y rechazar a Fraga. El entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, participó activamente en estas elecciones no sé si para ratificar el respaldo de Chaves a Fraga o para rechazarlo.
            Como ahora se ha sabido, Pujol ya era entonces un político que no dudó en atesorar una fortuna fuera de España sin tributar al erario público. En aquellas elecciones presidenciales de la ARE, la defensa del europeísmo y la democracia de la que el Molt Honorable President hizo gala se hubiera convertido en patraña si el Pujol amigo no dejase a su otro yo enemigo ocultar un hecho tan claramente delictivo: la defraudación a Hacienda. Pero Pujol, no seamos ingenuos, no es un caso aislado ni un caso aparte. En España abundan por doquier los defraudadores. No olvidemos que la mordida del tres por ciento o porcentaje mayor a cambio de favores fue –y quizá lo siga siendo- una referencia a seguir para gobernantes de todos los niveles e ideologías.- JT     

martes, 3 de junio de 2014

Las elecciones de la indignación. El Rey abdica

Rey Juan Carlos (Periodista Digital)
El revuelo armado tras el fracaso de los dos grandes partidos en las elecciones europeas es descomunal. En ambos lados parece haber culpables. Para unos, la pérdida de votos es consecuencia de las medidas de austeridad extrema impuestas por el Gobierno; para otros esa pérdida obedece a no haber sabido captar las verdaderas aspiraciones del pueblo español, especialmente las demandas de la juventud.  Antes de las votaciones PP y PSOE se mostraban seguros de mantener sus respectivos respaldos, aunque los socialistas veían a un PP abocado al fracaso por las medidas anti-crisis y por la expresión poco afortunada de su principal candidato sobre la mujer, al que acusaron reiteradamente de machista. Y lo hicieron aún a sabiendas de que Miguel Arias es  firme defensor de la igualdad. Por su parte los populares confiaban en que la leve mejora de la economía en los últimos meses iba a frenar la caída del respaldo de sus votantes, pero no fue así.
      La irrupción de los indignados en la vida política del país alcanzó un éxito impredecible. Es quizás la nota más destacada del resultado electoral. La formación que dirige el joven profesor Pablo Iglesias se apropió de una buena aparte de los votos socialistas, mientras que los votos del PP también se vieron muy mermados a causa del descontento de sus simpatizantes. Consecuencia de esta debacle es la retirada definitiva de Rubalcaba de la dirección del partido y el inmediato anuncio de nuevas reformas fiscales y sociales por parte del Gobierno, pero esta vez atemperadas por los acontecimientos.
Príncipe Felipe (Wikiblues.net)
      Con ser predecible lo ocurrido tras el fracaso electoral (dimisión del líder socialista y nuevas medidas gubernamentales anti-crisis), lo que nadie esperaba, salvo los contados personajes a los que el Rey informó muy reservadamente, era la abdicación de Juan Carlos I. Así, en plena crisis económica y social, el Rey se nos va y deja el trono a su hijo el Príncipe Felipe, que pasará a ser Felipe VI (Felipe V fue el primer rey de la Casa de Borbón en España). Sus defensores destacan las excelencias de su mandato, mientras los opuestos a la monarquía aprovechan el impasse en la Jefatura del Estado para reivindicar la república. Desde luego, lo que no debemos olvidar es que de los 39 años de reinado juancarlista quedan para la historia firmes y claros testimonios del buen proceder del Rey y de su firmeza en la consolidación de la democracia y las libertades. Recuerden los alborotadores callejeros, espontáneos o dirigidos, que de no haber sido por su intervención este país podría estar hoy bajo un régimen presidencialista o claramente dictatorial, fuera de la Unión Europea y con las libertades limitadas.
      A mí el relevo de monarca no me produce desasosiego. Al contrario, Felipe me inspira confianza como persona y como Jefe de Estado. Posee una buena preparación humana y política, conecta bien con la juventud, y en las distancias cortas es amable, comunicativo y nada arrogante. Lo comprobé hace años en el transcurso de una audiencia. Me inquieta más la renuncia de Rubalcaba al liderazgo del PSOE porque España necesita partidos políticos fuertes y serios, conscientes de la realidad del país, de su pasado y de su futuro, y no grupos dedicados a la alteración de la paz ciudadana, incapaces de buscar el respaldo de los votos por vías democráticas, es decir, acatando y cumpliendo las leyes.
Alfredo P. Rubalcaba (La Vanguardia)
Rubalcaba es un político de raza. Buen comunicador, simpático y moderado, socialdemócrata y europeísta, mucho me temo que su retirada deje al PSOE en manos de personajes carentes de la suficiente talla como para poder dirigir y representar dignamente al país. La llamada vieja guardia socialista, en la que Rubalcaba brilla como hombre de consenso, se aleja cada día más del timón de proa del partido. González, Guerra, Leguina, Vázquez, Ibarra, Corcuera y otros muchos que en su día protagonizaron la Transición parecen estar apartados de la primera línea, cuando el valor de su experiencia debiera ser libro de consulta diaria de los actuales dirigentes del partido.
      Como siempre, al regreso de un viaje por tierras de España vuelvo a encontrarme con una actualidad palpitante, llena de noticias que hacen historia. A ver si esta vez no cambiamos el rumbo como ocurrió en períodos de mal recuerdo, y mantenemos invariable el camino hacia el bienestar emprendido en los años de la post-dictadura franquista. Y lo hacemos sin prisas innecesarias, pero también sin pausa. Porque, como dijo el novelista escocés Robert Stevenson, “tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad que olvidamos lo único importante: ¡vivir!”- JT

miércoles, 12 de febrero de 2014

"Cumbres", en La 2: nunca segundas partes fueron buenas

Esta vez quedó claro. El programa Cumbres de La-2 tiene de montañismo lo que un burro de calamar. Debían llamarle Las entrevistas de Edurne en vez de Cumbres. En la segunda entrega, emitida el pasado domingo, conocimos un poco más al joven Javier Sierra (41 años), destacado escritor de ciencia ficción capaz de desentrañar los más oscuros e impenetrables misterios del mundo. En Picos de Europa, por el camino minero de Sotres al refugio de Ándara (con acento), fue contando a Edurne detalles de sus novelas multimillonarias en lectores. Sierra es el único novelista español que entró en la lista del New York Times de libros más leídos en USA, con la obra La cena secreta, en la que interpreta la identidad de los personajes del cuadro de Da Vinci, La última cena.

Edurne y Javier mirando el cielo
A medida que caminaban juntos, rodeados por los cámaras y sus ayudantes, paso a paso, monte arriba, en busca del Casetón de Ándara donde pasar la noche, Javier iba dejando alelada a su guía con relatos de misteriosas historias como la de la legendaria luz de Montserrat, ocurrida en el siglo XIV, que dio pie a una fiesta del mismo nombre en Manresa y que en opinión de este experimentado investigador fue el primer avistamiento de un ovni. La ufología es uno de los campos de estudio de Sierra. Él mismo admite que Antonio Ribera, ufólogo y submarinista catalán, autor de numerosos libros, es su gran maestro, su ejemplo a seguir en temas como el de los objetos volantes no identificados que tanto le apasionan. 
          Para ilustrar la caminata nos mostraron imágenes de un solitario retrete turco instalado a la vera del camino, tal vez por aquello de mantenga limpio el monte, y una puertecita de hierro cuyo hallazgo aprovechó el escritor para contar a Edurne los secretos que tan misteriosa entrada podría encerrar. A mí, la verdad, me pareció el acceso a una de las cuevas donde los montañeses curan el queso Picón de Bejes-Tresviso, uno de los mejores del mundo, o bien un registro del agua.
            Y así, de misterio en misterio, transcurrió la ascensión de los dos protas. Tenían previsto subir a la Pica del Jierru, pero el mal tiempo les obligó a desviar el trayecto hacia el Macondíu a cuya cima (1.999 m) llegaron fácilmente, aunque empapados por una impertinente llovizna que no cesó en todo el camino. Por cierto que no acabo de entender por qué La-2 permitió la emisión de imágenes borrosas al final del espacio; imágenes desdibujadas por la lluvia caída sobre el objetivo de la cámara. Y fue precisamente en la secuencia más esperada, la del último tramo hacia la cumbre.
El Macondíu, de 1.999 m de altura
Como en la primera entrega, hubo de nuevo intercambio de regalos. Edurne obsequió a Sierra con el libro de Ribera (el ufólogo antes citado) La conquista de las grandes cumbres (1975), para él desconocido y sorprendente pues ignoraba la faceta montañera de su maestro, y Sierra le correspondió con un ejemplar de su obra El ángel perdido. El programa volvió a estar dedicado en gran parte a mostrar la personalidad del invitado. De montaña, poco, muy poco. Por eso digo al principio que el título de Cumbres y la presencia de Edurne Pasabán en el papel de guía y presentadora no responden, como era de esperar, a un espacio en el que el alpinismo parecía ser el leitmotiv o asunto central del guión.
          El escenario, esos impresionantes macizos astur-cántabros, ofrece sorpresas muy interesantes para el forastero. Pero no se utilizaron. La zona es rica en leyendas con las que fascinar a Sierra. Por ejemplo, la de la Osa de Ándara, mujer tosca y velluda, de uñas aguileñas, boca hocicuda, redonda como un plantígrado por su desmesurada obesidad; nariz chata, frente aplastada. Vivía en las cavernas, en la zona de La Hermida, comía raíces y maíz crudo… ¿Acaso era una neardental, un espectro de las montañas, la Yeti de Picos? Y también, ¿por qué no se aprovechó la ocasión para regalar al invitado el sabroso queso de pasta azul de Bejes, pura oveja serrana, de aromas y sabores fuertes?
          No creo que después de esta experiencia Sierra esté animado a repetir. Porque tras subir al monte Ararat (5.137 m de altitud), el más alto de Turquía, junto con el veterano alpinista Pérez de Tudela, al encuentro del Arca de Noé, la ascensión al Macondíu le ha debido parecer un paseo por la Casa de Campo madrileña en busca del tiempo perdido o, quizás... de la nada.- JT  

viernes, 7 de febrero de 2014

Edurne y Gemma, sonrisas, lágrimas y poco alpinismo

     Gemma y Edurne con el Pedraforca al fondo
(Foto: ecoteuve.es)
Esperaba más, bastante más, del programa Cumbres. Se estrenó el domingo pasado en La2. Su emisión había despertado mucha expectación en los ambientes montañeros, porque nada menos que Edurne Pasabán y Gemma Mengual, dos estrellas del deporte, eran las protagonistas. Debo recordar que Edurne es una himalayista de élite. Fue la primera mujer que ascendió a las catorce cimas más altas del planeta, todas ellas en el Himalaya, con alturas superiores a los ocho mil metros. Su mera presencia en el programa prometía interés. A su vez, Gemma, cargada de medallas olímpicas, sirena de aguas mansas, es la gran campeona de la natación sincronizada. Con estos dos personajes cabía esperar la emisión de un espacio lleno de interés deportivo. Pero no fue así. A mí me decepcionó por dos razones:
Primera decepción: De intercambio de vivencias e inquietudes, de reflexiones, como se anunciaba en la nota que el canal proporcionó a los medios, el programa estuvo bastante escaso. Se dijeron entre ellas cuatro cositas intrascendentes al anochecer, al pie del refugio Lluís Estasen, y ahí acabó la parte humana del guión. Luego Edurne sorprendió a Gemma con una foto de su primer entrenador, momento en que le saltaron las lágrimas a las dos protagonistas. Dio la sensación de estar ante una escena preparada para conmover al personal.  

Pedraforca. Cara norte, Canal Verdet
Segunda decepción: El canal anunciaba la escalada al Pedraforca por la canal Verdet como objetivo principal de la trama. Es la vía normal, sin grandes dificultades cuando no hay nieve, pero con algún tramo de II grado. La subida que nos ofrecieron fue tan efímera y cicatera en planos y secuencias, que se llegó al final sin apenas despertar interés en el espectador que esperaba mucho de sus protagonistas. Y para coronar la banalidad argumental, a los autores del guión no se les ocurrió otra cosa que poner el the end en una escena  más cursi que conmovedora: como premio a su hazaña, Edurne obsequió a su compañera de escalada con ¡macarrones en salsa! metidos en un envase de plástico, plato predilecto de Gemma.
             En resumen: Este nuevo programa de La2 careció de interés para los aficionados al montañismo. Le quitó atractivo el abuso de unos coloquios intrascendentes, asaz aburridos, llenos de alabanzas mutuas, y la ausencia de planos abundantes y variados de la ascensión, que era lo que se esperaba ver. Cumbres está muy lejos de espacios dedicados a los deportes de aire libre tan llamativos como Al filo de lo imposible o el Desafío Extremo del Calleja, con sus subidas y bajadas a montes y cuevas de todo mundo. Digo más: cualquiera de los blogs de montaña de los seguidores de este prontuario supera en interés al susodicho Cumbres. Todos saben contar paso a paso, con palabras y fotos de gran calidad, las ascensiones que realizan, muchas de ellas de dificultad extrema. Pero vamos a confiar en que la entrega número dos de la serie recupere la calidad técnica y argumental propia de su principal protagonista, Edurne Pasabán, extraordinaria escaladora vasca que ha dejado huella perenne en la gran historia del alpinismo de élite. Que no se diga que segundas partes nunca son buenas, ¿vale? -  JT