jueves, 13 de agosto de 2009

Una nueva torpeza: pago por visión en la TDT


De Diariocrítico.com (13.08.2009)
El guión estaba escrito antes de que se produjera esta reunión extraordinaria del Consejo de Ministros. Una reunión especial para tratar medidas contra la crisis económica pero que se ha aprovechado finalmente para aprobar la polémica licencia de emisión de contenidos de pago en la TDT. El sector encabezado por Miguel Sebastián, con el beneplácito de Zapatero, se sale con la suya pues tenía prisa ya que Mediapro, dueña de La Sexta, quiere comercializar los partidos de fútbol ante el inminente comienzo de la temporada, justo en el último fin de semana de agosto.
La iniciativa ha sido comandada en todo momento por parte del ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien estaba empeñado en que se aprobara la comercialización de la televisión de pago en TDT, la nueva plataforma digital. El problema es que el Gobierno consultó previamente al Consejo de Estado, que le dio un informe en el que le desaconseja -incluso lo critica duramente- que apruebe este servicio de pago a través de un Real Decreto del Consejo de Ministros. La vía alternativa y por la cual apostaba el Consejo de Estado era la aprobación a través de un proyecto de Ley, que requiere la habitual tramitación en el Congreso de los Diputados, lo cual retrasaba ostensiblemente su aprobación, cuando la TDT de pago cobraría sentido naciendo antes de que comience la Liga de fútbol de Primera División, en el último fin de semana de agosto. Pero no será así. El Consejo de Ministros aprobó este jueves un real decreto ley por el que se regulan las concesiones de servicio de TDT de pago, una medida que servirá para "establecer la igualdad de condiciones" en el sector audiovisual, según explicó la vicepresidenta Fernández de la Vega en la rueda de prensa posterior al consejo extraordinario.
La compañía -la única que tiene esa idea, por cierto- que va a comercializar los partidos de fútbol de pago es Mediapro, la productora catalana dueña de La Sexta. Esto condiciona la operación, ya que no es ninguna novedad que se asocie a este grupo de comunicación a las simpatías del entorno socialista, sobre todo tras la polémica licencia de emisión de La Sexta como televisión privada nacional hace pocos años. Y es que ya se especula con que Sebastián quería favorecer a Mediapro -sin aportarse algún argumento de peso que no sean las supuestas simpatías- en esta época de vacas flacas en la economía.
_________________________________
Se acabó lo que se daba, suelen decir en mi pueblo cuando algo deseado termina. Y bien mal que se acabó, porque a partir de septiembre vuelve el obligado pay per view o pago por visión, o sea, que habrá que pagar por ver el fútbol en la hasta ahora gratuita TDT. La verdad es que yo paso olímpicamente de este espectáculo, y quizá por ello me importe tres gónadas lo que haga el Gobierno con el balompié, pero sí que lo siento por los millones de aficionados que tendrán que volver a pagar, tendrán que rascar de nuevo en el fondo de sus raídos bolsillos para poder presenciar los partidos de Liga. Y a este gasto habrán de añadir, para mayor escarnio, la compra de un nuevo descodificador. ¡Menudo negocio van a realizar los fabricantes con la venta del aparato! ¿Saben ustedes que no sirven los de Canal Plus, TDT, y satélite, porque nuestros gobernantes aún no han sido capaces de implantar un único descodificador para todos los canales de pago?
Me parece que con esta decisión por decreto, adoptada al estilo de los peores tiempos pasados, es decir, por medio del ordeno y mando, sin acudir al trámite democrático del Parlamento español, zanja en parte la deuda moral (es de bien nacido ser agradecido) que nuestros gobernantes tenían con La Sexta (esta recoge ahora el fruto de lo sembrado por Wyoming et adláteres), y al tiempo pone a pie de solución los problemas económicos del canal cuyos directivos huyeron espantados recientemente de una reunión, cuando, al intentar fusionarse con Prisa, pudieron conocer la deuda de cinco mil millones de euros que arrastra este grupo. Si Zapatero fue capaz en su día de regalar un rico caramelo a millones de españoles aficionados al fútbol, con la emisión, en abierto, de los partidos de Liga, ahora se lo quita bruscamente, justo ahora, cuando sus economías están sufriendo un fuerte menoscabo por la grave crisis que padecemos todos. La verdad es que ha sido una decisión ruin y desacertada la que ha tomado este gobierno.- JT

sábado, 8 de agosto de 2009

La Sexta busca maridaje: susto y ruptura

De Diariocrítico.com. (07.08.2009).-
La angustia de Prisa por sobrevivir.- Todo parecía atado y bien atado en las negociaciones, a varias bandas, del grupo Prisa para unirse a otras cadenas televisivas y sobrevivir en el ya inmediato futuro. Pero, la realidad es cruda, e incluso a veces cruel, porque en el mismo día ha habido calabazas en dos acuerdos que parecían muy adelantados y casi cerrados. Así, el grupo comunicó este su 'viernes negro' a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que han quedado rotas las negociaciones que mantenía con Imagina con vistas a la integración de sus respectivos activos audiovisuales, por lo que continuará explorando nuevas oportunidades de negocio con otros operadores de televisión. En el hecho relevante remitido al organismo supervisor de los mercados, el grupo que preside Ignacio Polanco confirma que Prisa e Imagina"han decidido no renovar el acuerdo de intenciones" firmado el 3 de junio pasado y que expira mañana 8 de agosto."En consecuencia, ha quedado sin efecto el compromiso de exclusividad que ambas partes acordaron para mantener negociaciones. Prisa continuará explorando nuevas oportunidades de negocio con otros operadores de televisión", concluye la nota.
Y, por otra parte, también se ha sabido este viernes que Prisa y Mediapro han roto las negociaciones para fusionar Cuatro y La Sexta, sus respectivas cadenas de televisión. Parece ser que Mediapro se ha asustado al conocer oficialmente la deuda real de su futura aliada, que ya no lo será: más de 5.000 millones. Así, la prórroga de dos semanas que ambos grupos se habían ofrecido mutuamente, el pasado 24, para un último estudio y cerrar un preacuerdo oficial, lo que ha significado ha sido el entierro definitivo de las negociaciones.

domingo, 2 de agosto de 2009

La hidra que nunca muere sigue matando

“No son vascos, son mierda”, dijo Basagoiti de los etarras que atentaron en Palma de Mallorca contra dos guardias civiles, en un momento de emotiva sinceridad. Son mierda, sí, digo yo, pero hacen daño, mucho daño. Ya se han cobrado más de ochocientas vidas sin conseguir su objetivo en los cincuenta años de existencia de la banda, sembrando el terror con la ejecución de asesinatos premeditados y alevosos. En mi opinión, ETA no es sólo una banda de malhechores y dinamiteros, una banda de mierdas, sino también una cuadrilla bien nutrida de jóvenes al servicio de un nacionalismo históricamente disgregador y socialmente violento. Los vascos -la generalidad del pueblo vasco- saben perfectamente que este país no permitirá nunca la separación de ninguna de sus regiones por mucho que asesinen y extorsionen, pero los etarras, erre que erre, siguen haciéndolo, cegados por el odio hacia todo lo español.

Y frente a esa sangría permanente, ¿qué hace España? Pues yo creo que pierde tiempo, pierde mucho tiempo respondiendo con palabras y gestos, sin plantearse de manera seria y definitiva la búsqueda de una actuación eficaz que acabe con ese monstruo del inframundo, serpiente policéfala cuyas cabezas nunca se acaban de cortar. ¿Cuántas veces nos han dicho que ETA estaba arrinconada y descabezada? ¿Cuántas veces ha vuelto a surgir esa hidra de las contaminadas profundidades del lago vasco para arremeter contra ciudadanos españoles?

¡Ay, los españoles!, mosaico de razas, etnia de rasgos muy dispares heredados de las primitivas tribus peninsulares, violentas unas, como las de los celtas del norte, o relativamente sosegadas otras, como las de los iberos. La verdad es que estamos bien reflejados por Cervantes en su Quijote, el alma dual española, idealismo y realismo, Quijote y Sancho, agresividad y sosiego. Nos movemos dentro de unos ideales de unidad, los de la España única pero plural; seguimos sintiendo y defendiendo por un lado la indivisibilidad del territorio, mientras que por otro el día a día político nos predispone a admitir su descomposición. Minorías de catalanes y vascos lograron en la última década grandes avances en sus proyectos disgregadores: unos por medio de la amenaza y la violencia; otros, negociando de manera astuta con unos gobernantes incapaces de consolidar un Estado de las Autonomías cohesionado y fuerte.

¿Contra ETA, metralleta?, se preguntan los más radicalizados por el inacabable goteo de sangre. Pues lo cierto es que cada atentado que comete la banda tiene como respuesta declaraciones de unidad y testimonios de repulsa; se dedican silencios a las víctimas, se difunden comunicados de condena, y se celebran manifestaciones ciudadanas, pero todo ello no frena ni acaba con la violencia, como se ha comprobado hasta ahora, sino que sirve únicamente para expresar el grado de repulsa y desesperación de una ciudadanía cada vez más harta de tanto chorreo de sangre. Por otra parte, la reiterada consumación de atentados, pese a las frecuentes desarticulaciones de comandos, denota una operatividad aún poco eficaz contra la banda etarra.

Decía antes que las profundidades del lago del que surge la hidra asesina están contaminadas. Me refería a los sectores sociales vascos donde se alimentan y crecen los jóvenes dinamiteros. Observen las manifestaciones pro ETA: gente mayor, hombres y mujeres, no sé si por resentimiento o por odio, profieren gritos contra España. Muchos ni siquiera han nacido en Euskadi, pero por su escasa cultura y su deficiente formación se dejan intoxicar fácilmente por las minorías opuestas a todo lo español. Vive la mayor parte de estas personas en barrios sombríos, en esos colmenares humanos de feas viviendas levantadas durante el franquismo. ¿Cómo no van a germinar ahí los jóvenes violentos? Las ideas antiespañolas están en cada recoveco, en cada vivienda, en cada patio de vecindad. Es ese el lago habitado por la hidra policéfala a la que nunca se le cortan todas sus cabezas.

¿La respuesta a tanto asesinato va a seguir siendo solamente policial? Me temo que, tal como nos demuestran los hechos, si revisamos la historia de los cincuenta años de ETA, el camino para acabar con ella no es sólo ese. Algún día tendremos que sentarnos y, Constitución en mano, buscar otras soluciones. Pero entonces en la negociación no debería de intervenir sólo el Gobierno, sino también representantes de todas las fuerzas políticas parlamentarias, del nacionalismo vasco y de los sectores sociales y empresariales. Siempre habrá, digo yo, un camino abierto a la reconciliación y a la paz, sin que sea estrictamente necesario fragmentar el país. Al fin y a la postre todos nos necesitamos mutuamente para poder seguir construyendo una sociedad más justa y más equitativa. Ya está bien de tanta prosperidad en los sectores más altos, mientras en los menos favorecidos social y económicamente el nivel baja día a día de manera alarmante.- JT