miércoles, 11 de mayo de 2011

Manifiesto contra las ruedas de prensa sin preguntas

Los periodistas están indignados, y con razón. Ahora resulta que quienes llenaban sus bocas de elogios a la democracia son sus principales incumplidores. Presumen de demócratas, pero actúan como déspotas; invitan al diálogo, pero repudian la discrepancia.

Esto está pasando con determinados gobernantes, con determinados políticos, y con algunos grandes empresarios que convocan ruedas de prensa sin permitir a los profesionales de la información hacer preguntas. ¿Tienen miedo a las interpelaciones molestas? ¿Son tan torpes, que no saben responder a todo lo que se le pregunta? ¿Temen, muchos de ellos y ellas, que su mediocre formación se descubra en las respuestas?

A mí me parece muy bien que los periodistas quieran frenar el hecho indigno de verse menospreciados por personajes de insuficiente capacidad comunicativa, por personajes de poco saber y mucho largar, que aceptan solo a los informadores de su misma cuerda, como algunos de los que participan en tertulias y debates, maestrillos formados en las escuelas de los partidos, cobistas de políticos y empresarios. ¡Qué asco me dan!

Pero por fin se reacciona. Hartos hasta la corinilla de tanto agravio, los profesionales que todavía creen que la democracia debe ser ejercida por todos y en todo su significado de entendimiento, tolerancia y pluralismo, sin menosprecio a los demás, intentan poner fin a la sarta de monólogos que les están imponiendo. Estiman, y con razón, que si no se admiten preguntas, si no se puede profundizar en el conocimiento de la información, el curso lógico a seguir es el envío al medio de una nota informativa escrita, y ya el periodista decidirá qué hacer con ella y si investiga o no por su cuenta para contrastar y ampliar el contenido. Se juega en ello su credibilidad y la del medio para el que trabaja.

Por eso, un colectivo muy numeroso de medios y profesionales del periodismo de toda España, consciente de que la información es un derecho inalienable, está difundiendo un manifiesto en el que denuncia presiones en el trabajo e intentos de manipulación de la información por parte de gobernantes, políticos y empresarios. Proporcionar una información veraz y contrastada es una exigencia del periodista y un derecho del ciudadano, y yo añadiría que es también una de las principales esencias de la democracia. Así que, como se ve, alardear de demócrata es fácil, pero ejercerlo tiene sus complicaciones. No todos están formados para realizar ese ejercicio.

¿Vivimos, pues, en una democracia real, o nos están sometiendo a un espejismo en el que todo es bueno, aceptable, correcto y verdadero? Los regímenes totalitarios son dirigidos por dictadores que marcan las reglas de juego utilizando a sus edecanes. Pero en las democracias es el pueblo, los ciudadanos, a través de sus representantes elegidos por sufragio universal, quienes diseñan la estructura legal por la que han de regirse. Aquí, en este país, unos y otros, todos, implantamos hace más de treinta años un sistema democrático limpio y sin maldades, corrector de los graves defectos del régimen anterior. Apoyamos el cambio a un sistema presidido por la legalidad y la igualdad (la primera está hoy tocada del ala, y la segunda agonizante), aunque el tiempo diría que no tanto por la confraternidad, porque, cuanto más libres nos sentimos, más emergen odios y rencores supuestamente olvidados.

Creo recordar que fue el turinés Amadeo de Saboya (Amadeo I rey de España) quien dijo que este país (España) es una jaula de locos ingobernables. Me parece que el monarca ya entonces no exageraba en demasía. Y  aunque rechazo lo de jaula, admito que vamos camino de la locura colectiva a causa de una mediocre y equivocada gobernabilidad.- JT

                  __________EL MANIFIESTO__________

“Manifiesto contra las ruedas de prensa sin preguntas y otras anomalías informativas.
Los periodistas, medios de comunicación y organizaciones profesionales firmantes de este manifiesto, estamos indignados ante los reiterados intentos de manipulación de la información y de presión sobre el trabajo profesional de los periodistas, protagonizado desde distintos estamentos, especialmente desde los partidos políticos.

Una de las manifestaciones más burdas y elocuentes de esta estrategia está en el deterioro y mal uso de procedimientos tan clásicos como las conferencias de prensa, que tienen como objetivo dar explicaciones a la opinión pública y responder a las preguntas de los informadores. Son muchos los políticos que rehúyen este procedimiento para refugiarse en declaraciones unilaterales que no admiten contraste. Una actitud con la que pretenden que los periodistas seamos meros copistas de lo que dicen. El nefasto periodismo declarativo con el que quieren sustituir al periodismo de hechos.

La modificación de la ley electoral para imponer a los periodistas de las televisiones privadas los criterios de falsa proporcionalidad y neutralidad que ya aplican las públicas supone una medida inconstitucional, una falta de respeto al criterio informativo de los profesionales y una manipulación inaceptable.

ESTAMOS INDIGNADOS ante esta escalada de impedimentos a la información y pedimos a los compañeros periodistas y a los responsables de los medios de comunicación que no secunden estas prácticas, que deterioran la credibilidad de los medios y de los periodistas.

ESTAMOS INDIGNADOS y exigimos desarrollar nuestro trabajo sin restricciones de ningún tipo por parte de los partidos políticos. Una exigencia profesional y un derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz y contrastada, del que los periodistas somos intermediarios.

ESTAMOS INDIGNADOS y exigimos que no se convoquen ruedas de prensa sin admitir preguntas. Nos comprometemos a denunciar y a señalar a aquellos políticos que lo hagan y, si persisten, los responsables de los medios firmantes nos comprometemos a dejar de cubrir ese tipo de convocatorias.

Madrid, 4 de mayo de 2011

Firmantes:
Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) (Promotor)
Asociación de la Prensa de Madrid (APM) (Promotor)
Col.legi de Periodistes de Catalunya
Consejo de Informativos de TVE
Consejo de Informativos de TV3”

                                  ________________________________



¿Se adhiere a esta protesta? Pinche en el siguiente enlace:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estos políticos son encantadores de serpientes, muchos de ellos personajes mediocres, cortados por el patrón de la incultura, cuanto más inculto más manejable, sí, y así trepan los espabilados y nos hacen creer que todo es orégano en el monte que han convertido en erial. Hablan poco, para tapar su incultura, por eso odian las preguntas, no vaya a ser que delaten ellos mismos sus incapacidades. Que sepas, J.T., que me he sumado al manifiesto. Los periodistas llevan razón. Jose Luis