viernes, 27 de marzo de 2009

También ellos son maltratados por el hombre


En una incursión por la prensa de Galicia me encuentro con la imagen de este caballo al que le han puesto un gran cepo de madera para restarle movilidad. Como consecuencia de esta reducida capacidad de movimiento, ¿cuántos caballos han muerto abrasados en los incendios de los montes gallegos o devorados por los lobos? La crueldad de tan primitiva costumbre no tiene calificativo. Y nadie acaba con ella, a pesar de que primero la UNESCO en 1978 y después la ONU proclamaron la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, cuyo artículo tercero, apartado a) dice que “ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles.” ¿Por qué no interviene la fiscalía?.- JT