lunes, 18 de mayo de 2009

Otro producto baladí made in O.T.

Rodolfo Chikilicuatre fue el hazmerreír de Europa en mayo de 2008, con El baile del chiki chiki, pero al menos se situó en el puesto 16 de la lista de participantes en el festival de canto de Eurovisión. Este simpático actor y humorista catalán, de nombre David Fernández, supo conquistar a una buena parte del público con su esperpéntica figura y ademanes de robot para ganarse un puesto inimaginable hasta por sus mejores fans. Por el contrario, en la edición del festival de este año (2009), la cantante y ex azafata de vuelo Soraya fracasó estrepitosamente, situándose penúltima de la lista en contra de muchos pronósticos y de sus propias aspiraciones, pues confiaba en obtener mejor puntuación. En una entrevista en TV confesó que se sentiría feliz si lograra clasificarse entre los diez primeros puestos.


Soraya es una nueva manufactura de Gestmusic, la productora de TV creada a finales de los ochenta por el trío humorístico catalán La Trinca y ligada actualmente a la poderosa fábrica de programas televisivos Endemol. Soraya salió al mundo de la canción desde Operación Triunfo, como Rosa, Bisbal y otros jóvenes valores. En este programa se fabrican cantantes tomando como materia prima a unos jóvenes ansiosos por ganarse la vida y la popularidad de manera rápida y fácil. Lo negativo de su escuela es que los profesores/as de canto, y los maestros/as de danza tienen un nivel profesional más bien cortito. Basta con verlos actuar en antena, o simplemente escucharles, para comprender que con semejante cuadro docente los representantes de España en Eurovisión nunca ganarán el concurso.


Y hay otro aspecto negativo en la fabricación de estos cantantes: se despiertan ilusiones en miles de jóvenes, haciéndoles creer que la vida es un paseo triunfal, repleto de fortuna y bienestar, cuando la realidad es otra: pueden subir deprisa, ganar dinero sin grandes dificultades, pero la caída siempre será dura. Tarde o temprano volverán a pisar el compacto adoquín de la calle vacía. ¿Y entonces qué? ¿Qué dimensiones tiene la soledad en que se hallarán?


Mas volvamos al festival. Si la Rosa vociferó en 2002 con timbre grato, pero insistente y machacón: cuasi perturbador, rodeada de un grupo de saltimbanquis inquietos y también gritones, hasta dañar el oído con su Europe’s living a celebration, no menos molesta fue en 2009 la actuación de Soraya, con sus movimientos ora electrizadores, ora saltarines; cantando en tono monocorde, sin matices, con voz chillona, más propia de gallera que del espectacular escenario montado por los moscovitas en la capital de su país. Y así le fue a España, la penúltima de la lista.


En fin, no merece la pena perder más tiempo en reflexiones sobre este tema. Es lo que hay y es lo que nos venden. En este rumboso país, tan dado a admitirlo todo en nombre de la liberté, la égalité y la fraternité (estamos rodeados de imbéciles que no saben asociar la palabra democracia con sentido de la responsabilidad, de la dignidad, del deber y del buen gusto), cada día damos un paso a atrás, rebajando los niveles de educación, cultura y comportamiento, los valores éticos y estéticos propios de las sociedades cultas y bien desarrolladas.


Pero recordemos finalmente los exitazos de nuestro país en Eurovisión, en los festivales de los últimos años. La lista nos dará la medida de la capacidad profesional y el talento de nuestros cantantes, de nuestros compositores, y sobre todo de quienes tienen la responsabilidad de elegirlos.- JT


Año Cantante Puesto
2000 Serafín Zubiri 18
2001 David Civera 6
2002 Rosa López 7
2003 Beth 8
2004 Ramón 10
2005 Son de Sol 21
2006 Las Ketchup 21
2007 D’Nash 20
2008 Chikilicuatre 16
2009 Soraya 23
Aquí tienes la actuación de Soraya en Eurovisión:


4 comentarios:

vidal dijo...

De acuerdo con tus planteamientos José, pero ¿no cres que una de las cosas más tristes que tiene a día de hoy Eurovisión es que el "jurado" que puntua las canciones se base en el sacadineros de turno de las llamaditas para votar?... y de todas formas ¿sirve de algo ganar Eurovisión?... has oído últimamente a alguien que haya ganado Eurovisión que no sea Massiel con el La, la, la... de Eurovisión al olvido, je, je, je...

Saludos Esgalleros!!!

José Temes dijo...

Cierto, Vidal. Los espectadores somos -o son, porque yo aún no he picado- tan inocentes que se gastan una pasta gansa en llamaditas de móvil y mensajes a los canales de TV. Con ese dinero su pagan muchas cosas, como coches para sorteos, etc., y se hacen buenos ingresos. Y claro que ganar en Eurovisión no sirve de nada, salvo para las discográficas, que obtienen pingües beneficios con la difusión de las mejores canciones presentadas en los festivales. Yo soy quizá demasiado severo juzgando a cantantes y músicos. Adoro el jazz y la clásica, y también la gratificante canción ligera cuando tiene calidad, pero no soporto los chillidos mal lanzados, en un inglés macarrónico, de una joven emitiendo sonidos planos, sin modulación.
Por cierto que la Edurne, Aser y Juanito alcanzaron una de las cinco cimas del Kanchenjunga, esa hermosa y temida montaña himaláyica que se ha cobrado ya muchas vidas. A la vasca le quedan dos ochomiles para poseer la conquista de los catorce que hay en el mundo. Es toda una hazaña de esta joven y admirable himalayista. Supongo que este éxito te gratificará también a ti, que eres un excelente montañero. Saludos, JT.

Anónimo dijo...

aurora dice:
yo si que me he gastado ya una pasta en eso de las votaciones por sms, es un timo en todos los casos, ya que una vez que ellos te reenvian el agradecimiento te dicen que respondas a una pregunta sobre el programa al que votas y tu tienes que mandar otro mensaje, con lo que ya gastaste dos mensajes, y a veces como en supervivientes pueden llegar a ser hasta tres mensajes los que te hacen reenviar, se estan forrando a nuestra costa...por cierto que pensais de "supervivientes" OLE POR EL CONCURSO, este año no va a sobrevivir nadie...???

Anónimo dijo...

Aurora: no sólo hay que llamar dos o tres veces, sino que además las tarifas de cada SMS son altísimas. Creo también como tú que es un timo, y que la fiscalía debería de intervenir para acabar con estas prácticas tan poco honradas. Pero la verdad es que la culpa la tienen quienes llaman. Las TV no obligan a nadie a hacerlo. Así que lo mejor es pasar olímpicamente de este sucio juego interactivo. ¡Ah!, y además no debemos creerles cuando nos dicen que ha llamado tanta gente. Dan la cifra que mejor les conviene, porque saben que nadie controla el número de llamadas. Y hay más: cuando interesa que un tema sea planteado por el espectador, se envían a sí mismo el mensaje o se lo inventan y punto.
En cuanto a Supervivientes, alguien va a ganar, por supuesto. Yo apostaría por cualquiera de las tres mujeres que siguen en el juego. Me resulta imposible señalar a una de ellas. Las tres demuestran una buena capacidad de supervivencia… por decirlo de alguna forma. Lo cierto es que el programa es una cura de adelgazamiento excelente.- JT